¿Sabías cuál es la diferencia de la artritis reumatoide y la artrosis?

La artritis reumatoide y la artrosis presentan manifestaciones clínicas similares pero su origen, evolución, tratamiento y pronóstico son diferentes.

dolor-de-manos-persona-no-conoce-que-enfermedad-tiene

Diferencias entre la artritis reumatoide y la artrosis

La artritis reumatoide y en especial la artrosis son las enfermedades reumáticas más frecuentes; sin embargo, ambas presentan manifestaciones clínicas similares, lo que genera confusión. En este artículo le mostramos las diferencias en cuanto a causas, frecuencia, factores de riesgo, síntomas, diagnóstico y evolución.

  • Causas: La artritis reumatoide es una enfermedad inflamatoria que afecta la membrana sinovial, mientras que la artrosis es una enfermedad ocasionada por un trastorno degenerativo o deterioro del cartílago articular.
  • Factores de riesgo: Ambas enfermedades comparten factores de riesgo, como es el género por ser mucho más frecuentes en las mujeres que en los hombres, además de la menopausia y la obesidad, circunstancias que favorecen la aparición de la artritis reumatoide y la artrosis

Sin embargo, existen otros factores de riesgo que son distintos. Actualmente, se considera que el tabaquismo, el estrés y las infecciones podrían contribuir a la aparición y progresión de la artritis reumatoide, mientras que en la artrosis es importante la ocupación, actividad profesional y actividad física intensa, pues los movimientos repetitivos con sobrecarga en las articulaciones favorecen el desgaste del cartílago articular.

  • Frecuencia: Según datos epidemiológicos en México, la artritis reumatoide afecta al 1,6 % de la población adulta, en tanto que la artrosis es mucho más frecuente con una prevalencia del 10,5% de la población general.
  • Lesiones: En la artritis reumatoide, las lesiones son provocadas por la inflamación y estas no son solamente articulares, porque también puede existir afectación a otros órganos y tejidos, como pulmones, corazón, piel, riñones y ojos. En cambio, en la artrosis, las lesiones se producen en las articulaciones.
  • Articulaciones afectadas: En la artritis reumatoide, las articulaciones más comúnmente lesionadas son las de los dedos de las manos, muñecas y pies, así como los tobillos, rodillas, hombros y codos, estos suelen afectarse de forma simétrica a ambos lados del cuerpo. En la artrosis, en cambio, las articulaciones afectadas con mayor frecuencia son las rodillas y caderas, además no es habitual que las lesiones sean simétricas.
  • Síntomas y evolución: La artritis reumatoide puede evolucionar en forma de brotes sintomáticos, durante los cuales las articulaciones afectadas están inflamadas, duelen y presentan dificultad para los movimientos, así como cierto grado de rigidez. El dolor suele durar toda la jornada, aunque tiende a intensificarse durante la noche y con el reposo. La rigidez suele ser generalizada, es más intensa al levantarse y dura más de una hora. Además, son frecuentes los síntomas generales, como fiebre ligera, malestar, cansancio, inapetencia y pérdida de peso corporal.

En la artrosis, el síntoma principal es el dolor articular, que suele intensificarse con la sobrecarga y el movimiento, mientras que mejora con el reposo. La rigidez articular se limita a la articulación afectada, aparece tras un período de inactividad, dura menos de media hora y desaparece rápidamente con el ejercicio. La artrosis no provoca síntomas generales.

  • Diagnóstico: En ambas enfermedades se debe realizar un interrogatorio detallado, un examen físico completo y estudios de imágenes, con el fin de corroborar la afectación articular. No obstante, para corroborar el diagnóstico de artritis reumatoide son necesarios los estudios de sangre para evaluar ciertos parámetros de actividad de la enfermedad como la Proteína C Reactiva (PCR), la Velocidad de Sedimentación Globular (VSG), el Factor Reumatoide (FR) y determinadas pruebas inmunológicas específicas como la determinación de auto anticuerpos y el anti CCP.

Es importante conocer las diferencias entre la artritis reumatoide y artrosis, puesto que le ayudará a evitar supuestos y a entender mejor su enfermedad.

  1. Rheumatoid arthritis: In depth. National Center for Complementary and Integrative Health. Recuperado el 31 de diciembre de 2018 desde: https://nccih.nih.gov/health/RA/getthefacts.htm. 
  2. Aletaha D, et al. Diagnosis and management of rheumatoid arthritis: A review. JAMA. 2018; 320:1360.
  3. Ferri FF. Rheumatoid arthritis. In: Ferri’s Clinical Advisor 2019. Philadelphia, Pa.: Elsevier; 2019. Recuperado el 5 de enero de 2019, desde: https://www.clinicalkey.com. 

Coméntanos

Coméntanos

Suscríbete y sé el primero en obtener nuestro contenido