¿Cómo prevenir la tendinitis?

Para prevenir las tendinitis se deben realizar, entre otras acciones, ejercicios de calentamiento y de estiramiento durante el ejercicio.

Tendinitis

Es un reumatismo de partes blandas y consiste en la lesión inflamatoria de un tendón, que es la unión del músculo con el hueso. Se caracteriza por dolor, sensibilidad, inflamación o hinchazón del mismo.

Puede afectar a cualquier tendón del cuerpo, pero es más habitual alrededor de los hombros, codos, rodillas y talones, aunque aparece también en las caderas, tobillos, muñecas y manos con menor frecuencia. Ocurre usualmente después de una lesión recurrente en las articulaciones.

Cómo se pueden prevenir las tendinitis?

  1. No abusar del ejercicio. La actividad física regular es beneficiosa, pero el exceso, sobre todo si lo prolonga en el tiempo, puede suponer un sobreesfuerzo para sus tendones. Combine varios tipos de ejercicios para evitar sobrecargar la articulación, por ejemplo, usar máquinas para caminar y correr.
  2. Fortalecer los músculos para realizar deportes. Mantener los músculos fuertes y flexibles ayuda a prevenir las lesiones, por lo que los ejercicios de fortalecimiento para proteger las áreas más susceptibles de ser dañadas son importantes.
  3. Calentar antes del ejercicio y estirar después. Le ayudará a mantener la flexibilidad de sus articulaciones, así como su amplitud de movimiento. Tómese su tiempo para hacerlo.
  4. Mejorar la técnica deportiva. Muchos deportes requieren realizar movimientos repetitivos, es importante que los ejecute adecuadamente, con el fin de no sobrecargar el tendón involucrado. Si es necesario, solicite el asesoramiento de un profesional cuando utilice nuevos equipos.
  5. Cuidar bien los codos. Evite golpearse o cargar excesivamente sobre esta parte del cuerpo. Si juega tenis, pruebe usar una banda elástica que amortigüe los impactos en los codos.
  6. Vigilar la postura en el puesto de trabajo. Si trabaja frente al ordenador, revise su postura al trabajar, así como la posición de su silla y la del teclado, ratón y monitor. En caso de que su puesto laboral implique realizar movimientos repetitivos, asegúrese de ejecutarlos adecuadamente.
  7. Tomar descansos. Si suele efectuar actividades manuales y de escritura, pare de vez en cuando y descanse sus manos, codos, brazos y hombros.
  8. Utilizar calzado adecuado. Para lograr la protección adecuada de los tobillos y pies, es importante que procure hacer ejercicio en superficies planas y niveladas, con un tipo de zapatilla o calzado adecuado.
  9. Vigilar si hay actividades que le causan molestias. Sea consciente de las actividades y hábitos de su vida cotidiana, valore introducir modificaciones si sospecha que pueden ser el origen del problema.
  10. Escuchar a su cuerpo. Si comienza a notar dolor en alguna articulación, suspenda el ejercicio o deporte y descanse durante algún tiempo, en ese periodo puede practicar otros deportes que no involucren a los tendones afectados.

Si quiere prevenir la tendinitis, debe evitar los movimientos repetitivos, la sobrecarga en brazos y piernas; también es aconsejable mantener los músculos fuertes y flexibles ejercitando las extremidades superiores e inferiores. Por lo tanto, se recomienda alternar diversos tipos de movimientos, con pequeños intervalos de recuperación. La aparición de molestias es un indicador de que debe reducir el ritmo del entrenamiento y consultar al reumatólogo.

 

  1. Institutos Nacionales de la Salud de Estados Unidos (NIH). “Temas de Salud. Proteja sus Tendones”. Junio de 2014.
  2. Servicio Técnico de Asistencia Preventiva UGT Castilla y León. Fundación para la Prevención de Riesgos Laborales. “Tendinitis y tenosinovitis”.
  3. Protect your tendons: Preventing the pain of tendinitis. National Institute of Health News in Health. Recuperado el 24 de Agosto de 2017 desde: http://newsinhealth.nih.gov/issue/jun2014/feature2.

También te recomendamos

Coméntanos

Coméntanos

Suscríbete y sé el primero en obtener nuestro contenido