¿Conoces los beneficios de la magnetoterapia?

La magnetoterapia es una terapia física cada vez más utilizada en la artrosis por su efecto analgésico y antiinflamatorio.

magnetoterapia-terapia-fisica-persona-con-artrosis

Beneficios de la magnetoterapia

  • Efecto antiinflamatorio: El aumento del flujo sanguíneo incrementa el nivel de oxígeno y de los nutrientes en los tejidos, paralelamente se eliminan productos tóxicos, y los elementos retenidos derivados del proceso inflamatorio.
  • Efecto analgésico: La magnetoterapia pulsátil tiene un efecto antinflamatorio demostrado, por lo tanto, libera el exceso de presión a que se encuentran sometidos los receptores sensitivos locales, produce un efecto de relajación sobre la musculatura induciendo un estado de relajación, lo que hace que esta terapia se indique en el insomnio, dolores de cabeza, así como el estrés y sus efectos secundarios. Es indudable que el efecto de equilibrio provocado sobre el potencial de membrana eleva el umbral del dolor y, por lo tanto, el paciente percibe una molestia menor.
  • Regeneración de los tejidos: Al aumentar la circulación local se facilita la regeneración del tejido dañado, por otro lado, se estimula la producción de colágeno, formación de vasos sanguíneos y de tejido óseo; de esta manera se activan los  procesos energéticos y la eliminación de sustancias de desecho, activándose al máximo la capacidad de regeneración.
  • Acción sobre el tejido óseo: Los campos magnéticos inducidos son capaces de generar en el tejido óseo corrientes eléctricas de mínima intensidad, que incrementan la producción de hueso y el nivel de colágeno, que es muy importante para la cicatrización de las lesiones en la piel, músculo, tendones y fascias.
  • Efecto relajante en la musculatura: La magnetoterapia es eficaz como relajante muscular, tanto en la musculatura de fibra lisa como en la de fibra estriada; actúa sobre el sistema simpático disminuyendo el tono muscular; al comienzo del tratamiento, el efecto relajante de la magnetoterapia puede ser puramente local, pero conforme se continúa el tratamiento llega a generar un efecto amplio sobre el sistema nervioso central, debido a la disminución del tono simpático, lo que se traduce en un efecto generalizado de relajación.
  • Vasodilatación: El magnetismo de baja frecuencia y alta intensidad aumenta la circulación y la temperatura, por lo que aumenta el riego sanguíneo de los tejidos; de forma directa, favorece la nutrición de las células, disminuye la inflamación y en conjunto reequilibra la circulación de los tejidos en los que se aplica, favoreciendo el aumento del nivel de oxígeno en los tejidos, un elemento imprescindible para la célula en las cantidades requeridas.

Enfermedades que pueden tratarse con magnetoterapia:

Artrosis, artritis, fibromialgia, espondiloartritis, trastornos de la osificación, traumas, enfermedad vascular periférica, sinusitis, migraña, síndromes vertiginosos secundarios a trastornos de la microcirculación.

Son múltiples los beneficios de la magnetoterapia para la artrosis y otras enfermedades, pero siempre debe aplicarse bajo la indicación del reumatólogo y la supervisión del terapeuta.

  1. Rodríguez, D. J. M. (1986). Efectos biológicos de los campos magnéticos, indicaciones y contraindicaciones. En: Nuevas técnicas diagnósticas y terapéuticas en patologías del aparato locomotor. De Mapfre. Pp. 227-34.
  2. Magnetoterapia. Recuperado desde: http://www.sld.cu/galerias/pdf/sitios/rehabilitacion-fis/magneto.morrillo.pdf
  3. Manual de aplicación y uso de la magnetoterapia. Recuperado desde: https://www.efisioterapia.net/tienda/manuales/manual-de-aplicacion-y-uso-de-la magnetoterapia-2-aplicaciones.pdf

También te recomendamos

Coméntanos

Coméntanos

Suscríbete y sé el primero en obtener nuestro contenido